En estos tiempos de crisis que atravesamos, Lázaro España ha tenido que adaptar su organización para ser más reactiva, intensificar su acompañamiento a los pisos para luchar contra el virus, preparar el desconfinamiento anticipando las medidas a tomar para limitar el impacto económico y social de las próximas semanas.

1/ Un modelo social validado en tiempo de crisis

En Lázaro, queremos apoyar a los que se entregan de forma solidaria. Los jóvenes profesionales voluntarios que viven en Lázaro, no sólo comparten un poco de su tiempo, sino que comparten su vida cotidiana, su piso, la cocina, el salón, el baño, con personas que eran sin hogar. No cuentan su energía o tiempo para escuchar, vivir y quedarse con aquellos que han experimentado la miseria de la calle.

Cuando este terrible virus llegó fuimos testigos de que nuestros voluntarios permanecieron en su piso Lázaro. Confinados, ciertamente. Pero en el mismo piso, juntos.

El confinamiento no es fácil para nadie y mucho menos para compañeros de piso tan diferentes por su edad, orígenes, historia de vida, etc. No hay mayor prueba de solidaridad que permanecer con los que sufren.

“¡Nos hemos organizado! Hemos creado una bandera para animar a todos nuestros vecinos! Y ahora, ¡los conocemos todos! De hecho, teníamos la cita diaria de las 8:00 que nos unía cada vez más!” nos cuenta Bernabé. En el piso de las chicas, aprovecharon para cuidar de las plantas y profundizar su amistad!

Nuestros compañeros de piso se quedan. Se quedan dejando de lado su salud, su comodidad, su equilibrio personal tal vez… Eso es lo que hace que su regalo valga la pena. ¡Es lo que los convierte en actores de la solidaridad! Y también es lo que demuestra la relevancia del modelo social de Lázaro. Porque, en un momento en que docenas de proyectos han tenido que cerrar por culpa del virus, ¡los pisos compartidos Lázaro han permanecido abiertos y animados!

2/ Lázaro es una respuesta intrínseca a la crisis sanitaria

Lázaro promueve desde su creación la inclusión y la fuerza del vínculo social. ¡A través de su modelo probado por la crisis y resistente a las dificultades, Lázaro ha demostrado su solidez!

Lázaro propone una respuesta a la crisis del Covid-19. Debemos reconocer que desde el principio de la crisis los actores de la solidaridad han luchado con mayor determinación contra las desigualdades y contra la soledad. Los sintecho, que antes eran “invisibles”, se han hecho visibles: solos, en nuestras calles, privados de las ayudas que recibían de los centros que han tenido que cerrar por la crisis.

En medio de todo esto, los compañeros de piso de Lázaro siguieron viviendo en los pisos, solidarios y confinados. Los que habrían quedado solos, no lo estuvieron. Los voluntarios que podían haber dejado el piso y confinarse en otro lugar no lo hicieron.

Su modelo es, en sí, parte de la respuesta a las preguntas planteada por la crisis. Nuestro modelo contiene los ingredientes para una vida mejor para todos: personas sin hogar, jóvenes profesionales, ¡todos vulnerables pero junto!

Por lo tanto, queremos:

  • Una vez más, dar una respuesta humana a la crisis de Covid-19 y más: derribar los muros de la indiferencia y construir puentes entre las personas. En otras palabras, estar cerca de los que sufren…
  • Desplegar nuestro modelo social, ya probado, que es una fuente de ahorro para el Estado

Si quieres ayudarnos puedes hacer una donación aquí o contactar con nosotros >>> contacto@fundacionlazaro.es